Un viaje insolito, a un pasado presente…

Era un día caluroso, tal vez una señal indicando el camino a recorrer y el destino a alcanzar. El sol casi en el centro del cielo indicaba que me encontraba a mitad del día. Un poco tarde para iniciar mi cometido, pero suficientemente a tiempo para llevarlo a cabo.

Antes de dejar mi punto de partida solicité la protección de una entidad superior, de la misma forma como mis antepasados lo han venido haciendo de generación en generación…

Todo parece un día normal en la ciudad, elijo la ruta menos accidentada la cual paradójicamente me lleva a un encuentro cercano con el cáncer usual de la ciudad, que no puedo describir de mejor manera que… “un nudo de vehículos tratando de circular omnidireccionalmente”.

Poco a poco el camino se va acortando y veo una señal que parece indicar: “Túnel del tiempo por acá->”

Decidido tomo la dirección que me llevara a al pasado en el momento presente…

Muchas señales me indican que una actualización esta siendo instalada en la vía de transporte. Y nuevamente atravieso una nebulosa de vehículos acompañados de lo que parece ser una inmensa nube de polvo mezclada con diminutas piezas de material de construcción, mientras mi mente me dice que todo ese martirio es el camino entre el estado actual y un posible mejor estado futuro. Decidí hacer una pequeña parada para abastecer mi vehículo…

Una vez revisados los aspectos técnicos de lo que se convertirá en mi espacio personal por las próximas 3 hrs máximo, regreso al túnel del tiempo que me llevara a mi destino…

Sorpresivamente al cabo de un cuarto de hora me encontré con un camino totalmente desértico que gritaba mi nombre implorando ser recorrido.

Viajando a una velocidad insólita, parecía hacerle cosquillas a las curvas. Eufórico por la libertad del camino y la ausencia de elementos retractores. Veía cada vez más y mas como las imágenes a mí alrededor, me estaban transportando a lo que alguna vez fue conocí como “Todo”.

A un tiempo en el que el espacio llegaba hasta los bordes de las montañas que se veían al fondo y el tiempo parecía detenerse.

Veía pueblos aparecer y desaparecer, veía edificios convertirse en cerros y montañas, y cada vez me compenetraba mas y mas con el ambiente, parecía como si me hubiera convertido en un espíritu del viento transportándose entre distintas dimensiones, mientras observaba el paisaje…

Atravesando praderas, ríos y vislumbrando todo tipo de naturaleza avanzaba sin nada que me detuviera…

Y de Repente…

Todo se Congela…

Veo a mi derecha un camino de tierra que parece ser una desviación hacia otro mundo…
He llegado a mi destino… Esta es mi parada…

Lo he logrado…

La inexistente computadora de navegación, parece hablar y vociferar por un altavoz la frase…”hemos llegado a nuestro destino, por favor esperar en sus asientos mientras nos integramos con el ambiente, el capitán indicara cuando es el momento de descender de la nave”…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: