Es necesario conocer los extremos para encontrar el punto medio…

Todo en la vida se rige por una ley muy básica: La ley del equilibrio…

Si queremos ser felices, debemos de encontrar un balance en nuestra vida. Parece trivial pero lo vemos en todos lados…

El alcohol, por si mismo no es algo dañino, sin embargo, si lo tomamos en exceso puede ser un verdadero problema.

Las fiestas son alegres, y nos distraen de las penas mundanas, sin embargo, si pasamos solo en fiestas, probablemente dejaremos de tener para comer…

La lista puede seguir mas y mas, hablando de sexo, comida, etc…

Es muy fácil decir, tienes que encontrar un balance en tu vida, pero es muy difícil encontrarlo realmente, y el motivo de esto, es por que normalmente no conocemos los extremos…

Como sabemos que algo esta tibio? pues por que hemos experimentado el frío y el calor, de otra forma sería imposible reconocer la temperatura templada.

Nuestra madurez se obtiene nuevamente de otro balance, esta vez el balance entre la teoría y la práctica. Seguir consejos y tomar las ideas de gente que ya ha vivido, nos provee de la teoría, sin embargo para realmente definir nuestro punto de equilibrio, necesitamos de cierto nivel de experimentación.

Es aquí donde entra el punto de los extremos.

Si queremos definir nuestro punto de vista sobre la existencia de Dios, debemos de balancearnos entre el Ateísmo y el Fanatismo.

Como hacemos esto?

Definiendo nuestros puntos máximos, estos puntos son personales, y no lo que el ambiente define como máximo.

Lo mas ateo que puedo llegar a ser, es decir que no existe un Dios todo poderoso que creó la tierra en 7 días, pero si creo que todo el universo esta conectado de alguna forma y esa conexión tiene algo de espiritual.

Y luego en mi punto mas fanático religioso, puedo pensar que Jesucristo es el único medio de salvación, y seguirlo y hacer todo lo que el mandó, y lo que diga su iglesia, es la única verdad, debo de ser obediente a lo que la iglesia mande, si realmente quiero ser salvo.

Suponiendo que esos son mis extremos, al experimentarlos de forma directa o indirecta, mi mente empieza a saborearlos.

Al regresar a un punto de reflexión, mi mente realiza un calculo matemático, en el cual decide cual es mi postura.

Luego de haber experimentado los dos extremos, podría definir mi punto de vista de Dios de la siguiente manera:

Existe una entidad superior, que se encuentra conectada con todos nosotros, no cuenta con una personalidad humana, pero interactúa con nosotros, hay quienes han alcanzado la comunión con esta entidad, y han descubierto los secretos del universo. La vida no es mas que un camino de aprendizaje, y cada quien tiene la libertad de escoger su camino.

Si se dan cuenta, la última definición pareciera ser algo compleja, pero al mismo tiempo muy específica. Y precisamente eso es lo que estamos buscando, buscamos una definición específica, la cual servirá para construir un segmento de nuestro limite personal.

Este segmento, ahora nos define como personas, soy en lo que creo…

Claro, en el futuro nuevos conocimientos pueden mover este limite, pero para lograr esto, tiene que ampliar nuestros extremos de tal forma que el punto de equilibrio ya no se encuentre en el mismo lugar.

De esta forma, si Dios mismo desciende a la tierra y empieza a predicar, posiblemente me inclinaría mas por el lado fanático, mientras que si la conexión con el ente superior se logra establecer, y resulta que el ente es manipulable por el ser humano, posiblemente me volvería un ateo sin remedio.

La conclusión de todo esto reside en la definición de nuestra personalidad. La sociedad nos da reglas para vivir, estas reglas comúnmente definen nuestras creencias, pero muchas veces de forma tan artificial que no sabemos quien somos realmente.

Es importante empezar con estas reglas como un patrón inicial, ya que representan la sabiduría de miles de años de evolución, pero es aún mas importante, evaluar cada una de estas reglas, y definir si aún siguen aplicando, o si aplican a nuestra vida personal, después de todo, somos personas únicas y diferentes, de eso se trata la vida, de generar diversidad, de esta forma es como se alcanza la evolución.

Como diría Albert Einstein, la locura es realizar siempre lo mismo, y esperar resultados diferentes.

Anuncios
Comments
3 Responses to “Es necesario conocer los extremos para encontrar el punto medio…”
  1. César dice:

    Muy filosofo sicologo Juan, pero muy cierto en realidad, de hecho muchas veces me he preguntado, quien tiene tanto poder como para definir algo y que esto se vuelva una ley. Creo tambien que esto de los extremos lo miramos en dichos como, entre el amor y el odio o entre la locura y la sanidad mental. Pero tambien al final es uno mismo quien define su equilibrio.

    Buenisimo post Juan

  2. Juan Manuel dice:

    Gracias César! al final de cuentas nosotros otorgamos el poder a alguien para definir ese algo, es por eso que debemos de decidir bien a quien le vamos a otorgar ese poder…

  3. Gracias por compartir tus reflexiones, son motor para reflexionar uno mismo para encontrar el propio equilibrio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: